Res li aigua la festa a Márquez

El piloto bate el récord de Agostini, el único hasta ahora que había logrado los ocho triunfos iniciales de una temporada.

Cruzó la meta y nadó. Nadó como nadan las ranas. Lo hizo porque es feliz, porque lo ha ganado todo, porque ni la lluvia que descargó sobre el circuito de Assen minutos antes de que comenzara la carrera conseguiría aguarle la fiesta. Lo hizo y fue una metáfora divertida, puesto que nada en abundancia: ocho carreras, ocho victorias. Y sigue batiendo récords, presentándose a los mitos. Esta vez fue Giacomo Agostini quien tuvo el gusto. El italiano era el único (hasta ahora) que había logrado los ocho triunfos iniciales de una temporada. Lo hizo en 1971. Y este sábado se puso a su altura Marc Márquez con una carrera inteligente y atrevida a la vez. No rehuye el cuerpo a cuerpo el líder del Mundial ni en las condiciones más difíciles. Su superioridad en la pista y en la tabla de clasificación se lo permiten. Sus nervios, de hielo, no sucumben ante una parrilla indecisa. Su ambición, la misma de siempre, no afloja por mucho que parezca no tener rivales en este Mundial.

Debía ser una carrera diferente la de este sábado. Y lo fue de acuerdo con el guion, aunque terminó por parecerse mucho a las de los últimos meses. No en vano estaba Márquez dispuesto a exhibir su talento y valentía en busca de una nueva victoria. Así que no permitió escaparse a Dovizioso, agresivo desde que se apagó el semáforo, impulsado por esa Ducati que parece transformarse en cuanto caen unas gotas de lluvia. Pero Márquez le enseñó la rueda en la novena curva del segundo giro y le pasó en el décimo. La cosa se le iría complicando con el paso de las vueltas, pero, como siempre, encontró la solución. Estaba en la chicane, en ese último par de curvas rapidísimas antes de la recta de meta.

Uno nunca está preparado para este tipo de carreras, pero al final me ha salido bastante fácil

El chaparrón que cayó justo antes de que empezara la prueba había obligado a aplicar el protocolo de emergencia diseñado ad hoc para este gran premio, así que todo se retrasó y se multiplicaron las visitas al pit lane y las vueltas de reconocimiento a una pista que se presentaba bastante mojada. Todos decidieron calzar las gomas de lluvia salvo dos atrevidos: Rossi y Pol Espargaró. Pero el atrevimiento les duró poco, lo poco que tardaron en caer cuatro gotas más. Así que volvieron a cambiar y empezaron la carrera desde la cola mientras Dovizioso (salía séptimo) colocaba su Ducati en cabeza para guiar a las Honda de Márquez y Pedrosa por aquel tortuoso camino que tenían por delante.

Las primeras vueltas mostraron a un grupo de pilotos bastante temerosos. No avisa la moto cuando el asfalto está mojado, así que había que andarse con cuidado. Los tiempos eran un sinsentido. Hasta que en la sexta vuelta, con la pista bastante seca (al menos lo estaba el carril que marcaba la trazada buena), los dos pilotos que llevaban la delantera, Márquez y Dovizioso, se metieron en el pit lane para volver a las gomas lisas. Les siguieron casi todos. Salvo, por ejemplo, Lorenzo, que rodaba séptimo y con mucha cautela y que pareció tomar todas las decisiones mal en este circuito que tantos buenos momentos le ha dado. Quiso aguantar con las gomas rayadas una vuelta más y cuando regresó lo hizo en la 13ª posición, puesto en el que terminó aunque llegó a rodar el 16º.

Márquez celebra la victoria a Assen. / JERRY LAMPEN (EFE)

Tampoc hi havia estat brillant Rossi inicialment, però quan es va apagar el semàfor va començar a remuntar posicions i, després tot el caos, va aconseguir un valuós cinquè lloc. Va ser excepcional, però, la baralla entre Pedrosa i Espargaró, que es va defensar més que bé amb pluja i sense, en aquest circuit de corbes veloços que tant li agrada, per creure que potser, algun dia, no només pugui barallar amb una Honda oficial, sinó fins i tot guanyar-lo. No va ser aquesta vegada. Pedrosa ha tret a la llum la seva vena agressiva amb interiors magnífics i no pensava renunciar al podi fàcilment.

Mentre ells es passaven una i altra vegada, Márquez discutia amb el seu pepito grillo. Havia estat pensant en l’important de defensar el campionat quan la pista no estava per bromes ni jocs de nens, però al cap d’unes voltes va pensar: ja posats, amb un pneumàtic dels bons i la pista seca, per què no intentar-ho? Anava amb cert recel perquè tot just tornar al traçat amb les gomes llises va sortir de la pista i va cedir la primera posició, però es tornava a apropar tant a aquella Ducati que no hagués estat molt propi d’un tipus com ell no intentar-ho. I va provar. Quedaven 10 voltes. Massa per aguantar a roda de Dovi sense fer-li un interior. Així que va aprofitar el canvi de direcció de la xicana. La resta va ser bufar i fer ampolles. “Un mai està preparat per a aquest tipus de carreres, però al final m’ha sortit bastant fàcil”, ha reconegut. Ara, a per la novena.

Elpais.es

Àlex Márquez encadena la seva segona victòria consecutiva

Àlex Márquez va vèncer amb gran autoritat la cita de Moto3 per reenganxar-se a la lluita pel títol. Es va veure afavorit per les caigudes de Miller i Fenati. Rins va poder ser segon després de passar a Oliveira a la xicana final.

De sortida, Miller va mantenir la primera plaça i va intentar tirar. Ja havia avisat que buscaria imitar Àlex Márquez i la seva fugida de Montmeló. El de Cervera se li va pegar i l’australià, en forçar va anar a terra tot sol. No va poder tornar. A més, Fenati es va fer un recte i va tornar 30º.
L’italià aviat va començar a una caça desesperada i espectacular. Va passar a 16 pilots en dues voltes i es va unir al grup perseguidor, però es va tornar a caure quan ja era vuitè. Va retornar a la pista, però no va poder puntuar. Un pal perquè tenia el liderat a tir.

Per davant, Rins va caçar a Àlex Márquez després que el lleidatà es fos una mica llarg a final de recta. No obstant això, el barceloní li va passar, però va ser efímer, el ritme del germà de Marc era superior i va tornar a escapar-se.

Oliveira es va anar del grup i va atrapar a Rins. Àlex, adolorit en el seu peu, no el va deixar anar i es va arriscar a un avançament en el moment final. Ho va aconseguir de forma magistral.

La general ara s’estreny molt. Miller segueix líder amb Fenati a set punts, però Àlex Márquez es posa a aquesta mateixa distància i Rins, a 10.

Tornar a la llista