Marc Márquez: “¿Qué mi moto es ilegal? Que la abran y lo comprueben”

Marc Márquez se ha convertido, tras su exhibición el pasado domingo en Japón, cuando adelantó a toda la parrilla en pocas vueltas, en un auténtico piloto de videojuego, capaz de hacer cosas que sólo parecían al alcance de esos pilotos de la play. Pero Marc es de carne y hueso, y aunque no hay trascendido demasiado, en Motegi corrió infiltrado, tras sufrir en el warm up antes de la carrera, un fuerte golpe con su codo izquierdo, que estaba arrastrando fuera de la pista en una de sus plegadas imposibles, tanto que tocó una de las cámaras fijas que hay en torno a los trazados. Por el golpe fue infiltrado, ya que le dolía mucho.

“Del codo estoy ya mejor, aún me molesta un poquito pero nada, fue más el golpe del domingo. Fue un golpe fuerte y me tocó el músculo y lo normal, al principio se me durmió la mano y tuve que ir a la clínica y me tuvieron que infiltrar para no tener ningún contratiempo en carrera”, ha explicado esta tarde Marc en Malasia, donde ya prepara la carrera del domingo, en la que se puede proclamar campeón del mundo de Moto2 matemáticamente.

“Hay bastantes pilotos que tocan con el codo en tierra y es otro punto de apoyo, pero en algunos lugares es incómodo como en Montmeló, donde los pianos son altos, pero a mí me viene bien por mi estilo de pilotaje”, comenta el piloto de Cervera.

Para ello tiene que acabar por delante de Pol Espargaró. Primera oportunidad de ser campeón. “Este fin de semana ya es la primera oportunidad, no se puede negar, pero todo es muy difícil, intentaré no pensarlo porque hasta ahora me ha ido bien, trabajando en cada entreno, en cada carrera y seguiré igual. Luego ya veremos el domino cómo lo puedo gestionar”.

Tal y como ha ido las últimas carreras podría darse el domingo un nuevo duelo entre Marc y Pol por la victoria. “Estamos a un gran nivel Pol y yo y eso ayuda a mejorar el nivel de la categoría. Los dos estamos dando el 100%. Lo importante es el campeonato y al final estamos teniendo una gran regularidad”, ha explicado Marc.

Uno de los rumores que corren por el paddock y del que se han hecho eco muchos medios anglosajones es la creencia que la Sutter de Marc corre mucho porque podría haber sido manipulada. “Bueno, al final sí hay comentarios de que mi moto correr más, que si es ilegal, pero eso es lo que se dice siempre, pueden reclamar y a partir de ahí que abran la moto, el motor es el mismo para todos y estoy completamente seguro. Al final le motor es para todos el mismo pero de la moto se pueden cambiar pesos, evolucionar pequeñas cosas y todo ayuda. Si tienes un buen equipo técnico como el mío y se hacen cosas se hace una moto competitiva”.

Uno de los videos más vistos en internet esta semana es la primera vuelta de Moto2 en Motegi, con Marc adelantando sin cesar posiciones… “Sí, lo he visto. Impresiona un poco ver la carrera otra vez pero cuando estás allí no lo ves igual”.

Sobre el emotivo homenaje a Marco Simoncelli, comenta que “te hace reflexionar cuando pasan cosas como lo del año pasado, te hace ver el riesgo de este deporte pero al final pasa página y hacerle un homenaje un piloto tan carismático y buena persona como él es lo mínimo. Todos lo queríamos mucho”.

Unos riesgos y unos peligros en los que Marc no piensa cuando está sobre su Sutter. “En la moto siempre piensas, pero si lo haces sobre estas cosas es imposible ir rápido. Si piensas en el riesgo que corres en ese momento es imposible ir rápido”.

Marc ha depurado mucho su estilo de pilotaje, ahora más similar al de las MotoGP que a una moto de categoría inferior. “Durante una temporada vas evolucionando igual que la moto y si ves vídeos del año pasado del inicio al final el estilo cambia mucho. Vas aprendiendo cosas en distintos circuitos durante el año y también tienes más fuerza, más masa muscular, todo ayuda. El pilotaje cuenta, si atacas mucho en la frenada a la salida de la curva pierdes, pero si sacrificas un poco la entrada y pasas rápido por curva te permite acelerar antes”, desvela sobre su pilotaje.

Sobre si tiene un método o técnica para salvar esas caídas que salva in extremis, Marc admite que “es suerte, es instinto de reacción, he salvado muchas caídas pero también los neumáticos te avisan y si estás atento puedes reaccionar, pero yo diría que es un acto de suerte, reflejos, un poco de todo. Pero espero no tener que salvar muchas más”.

Motocuatro.com




Volver a la lista