Márquez gana la décima dando un repaso a todos sus rivales; Lorenzo y Rossi en el podio

Marc Márquez ha conseguido hoy una nueva victoria, la décima de diez posibles en la presente temporada, igualando las marcas de Giacomo Agostini y Mick Doohan, dos de los pilotos más legendarios de la historia del motociclismo. El italiano ganó diez carreras seguidas en las temporadas 1968, 1969 y 1970, cuando su MVAugusta no tenía rival en la pista. El australiano, venció del tirón diez grandes premios en 1998, cuando su Honda era la mejor moto de la parrilla. Con sólo 21 años Marc está, ahora, a un paso de batir esas icónicas marcas, siendo ya el piloto más joven en haberla conseguido. Dentro de una semana tendrá la oportunidad de sumar, en Brno, su undécimo triunfo consecutivo, récord absoluto en una misma temporada. Marc ha sumado, además, la victoria número 500 del motociclismo español en los mundiales, y la 100 en categoría reina (lee aquí la información)

No ha sido Indianápolis, pese a su remodelación, una excepción en la pletórica e impecable temporada que está llevando a cabo el joven piloto de Cervera, que además de exhibir un pilotaje brillante, se está mostrando como un rival invencible para sus perseguidores, que carrera a carrera ven como la posibilidad de que gane los 18 grandes premios del curso está, cada vez, más cerca. Con la remodelación de la pista, ésta parecía más propicia a las Yamaha, y quizá sea cierto ya que Jorge Lorenzo, que ha llegado a 1.8 segundos del catalán, y Valentino Rossi, que ha entrado a 6.5 segundos, han completado el podio. Dani Pedrosa, con una Honda como la de Marc, ha sido cuarto, a 10 segundos de su compañero, una distancia complicada de comprender. Marc lidera el mundial con 250 puntos, pleno total, seguido de Pedrosa (161), Rossi (157) y Lorenzo (117).

Parecen ya pocos los argumentos que puedan hacer pensar que Marc no vaya a ganar todas las carreras del curso. Su superioridad es aplastante, es abrumadora. La carrera no ha empezado bien para el de Cervera, que pese a salir en la pole se ha visto superado por Rossi y Andrea Dovizioso en la primera curva, con Lorenzo pegado a su rueda y tratando de pasarle.

La elección generalizada de neumáticos ha sido el medio delante y el duro detrás, excepto Dovizioso que llevaba el medio en ambas llantas, y Pedrosa, que calzaba el duro delante y detrás (esa puede ser una de las explicaciones de tanta diferencia con Marc).

Valentino ha tirado a muerte en las primeras vueltas, consciente de que era su única oportunidad de ganar, irse y mantener la ventaja. Sin embargo Dovizioso se lo ha puesto difícil y le ha incordiado durante cuatro vueltas, hasta que le ha pasado, dilapidando una ventaja de 0.8 con Márquez, que iba tercero. En una de estas refriegas, Valentino y Dovi se han tocado, lo que han aprovechado Márquez y Lorenzo para pasarles, Valentino ha apurado en la siguiente curva y ha recuperado la segunda plaza, al límite. Aún ha logrado el italiano volver a pasar a Marc y coger la delantera, iba al máximo, al límite y ha mantenido el primer puesto hasta la vuelta nueve.

En ese momento Lorenzo ha apurado una frenada a final de recta para ponerse primero, pero tan ajustado que ha ido un poco largo y Marc le ha superado, quedando Valentino tercero. El italiano aún ha pasado una vez más a Jorge para irse a por Marc, pero ya no habría oportunidad.

En la vuelta 11 Jorge casi se cae, sin embargo ha mantenido la verticalidad pero ha perdido unas décimas con Valentino. Marc ya iba escapado a medio segundo del italiano. En dos giros la ventaja se ha ido ya a un segundo, Marc tenía un ritmo demoledor y Rossi no podía seguirle. Por detrás Dovizioso, con los medios, ya había perdido empuje, y Pedrosa le había pasado para ponerse cuarto e irse a por Lorenzo. Pero el mallorquín se ha rehecho del amago de caída y en la vuelta 14 ha pasado a Rossi, la ventaja de Marc era ya de 1.2 segundos. Valentino ha hecho aún un par de intentos para volver a alcanzar a su compañero, pero no lo ha logrado. Por delante Marc iba ya a 1.7, faltaban diez vueltas para el final.

Han sido los últimos diez giros una noria, en la que nadie ha cambiado de posición. Marc liderando con una ventaja estabilizada en los dos segundos, Lorenzo segundo cada vez más lejos de Valentino; Pedrosa sin poder recortar al italiano y, por detrás, Pol Espargaró ya quinto tras superar a Dovizioso, que a su vez ha terminado siendo superado por Smith.

Al final victoria clara de Marc con 1.8 sobre Lorenzo y 6,5 sobre Rossi, triunfo tranquilo y sin sobresaltos, superioridad absoluta y dominio aplastante. La carrera, pese a no ser demasiado accidentada, ha sufrido hasta ocho retiradas, entre ellas las de Alvaro Bautista tras un fin de semana nefasto, Aleix Espargaró, Héctor Barberá y el alemán Stefan Bradl.

Motocuatro.com

Volver a la lista